No hace mucho, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la ocultación de estrellas brillantes por la Luna era un fenómeno de vital importancia para la orientación de los marineros en alta mar.

Texto e imágenes: Manuel Jiménez Cepero

Con el perfeccionamiento de las brújulas marinas la ocultación de astros por la luna dejó de ser importante para los marineros, pero sigue siendo un espectáculo astronómico importante no solo por su belleza, sino para calibrar la exactitud de las medidas.

Mucho menos frecuente, y por lo tanto más esperado, son las ocultaciones de planetas por la luna. El pasado domingo 6 de Septiembre, los aficionados a la astronomía madrugadores hemos podido disfrutar de la ocultación de Marte por la Luna. La ocultación en Sevilla ha tenido lugar justo al amanecer, con el cielo ya azul, pero el espectáculo bien ha merecido el madrugón. Marte situado a 71 millones de kilómetros y la Luna solo a 400.000 kilómetros se alinearon perfectamente y en solo 2 minutos el limbo lunar se tragó por completo al planeta.